El coño irresistible de su prima dormida estaba «a huevo».