No podemos estar mas de acuerdo en la frase que dice que la cara es el espejo del alma. Sólo tienes que ver las caras que ponía esta milf francesa follada sin piedad por el cabrón de su tío. La verdad es que no se esperaba su visita y el tipo entró arremetiendo con todas sus fuerzas. Sin lugar a dudas estos polvos cerdos e improvisados son los que más se disfrutan, seguro que estás de acuerdo con nosotros.