La vergüenza no es un motivo por el cual una chica no deba disfrutar del sexo incesto, por ello esta hija monta a su padre mientras lo mira de reojo a los ojos para ver su reacción. Pues la reacción de papá es positiva, muy positiva, fundamentalmente porque está entrando dentro de una jovencita de 20 años a placer…

Salta a la vista que esta nena no tiene gran experiencia follando y tenéis que ver al final cómo se corría tímidamente mientras cabalgaba a su padre. No os preocupéis si tampoco habéis tenido muchas relaciones sexuales, eso es algo que se aprende rápido y sobre todo si lo practicas mucho…