Todo un detalle por parte de esta madre hacer de Celestina para que su hija y su marido se dejen llevar por la pasión del incesto. Ambos querían pero ninguno de los dos se atrevía a dar el primer paso. Mamá estaba al tanto de todo y por eso fue la maestra de ceremonias para que acabaran echando un polvo. Es si, siempre bajo su supervisión…