Siempre que se lo pido mi prima se toca mientras yo miro y me masturbo. Muchas veces lo prefiero a echar un polvo porque ver cómo su coño empieza a chorrear es lo más excitante que te puedas imaginar. En cualquier caso intento controlarme y no correrme antes de tiempo y, cuando ella ya ha terminado, es mi turno.