A cualquier padre se le viene el mundo encima cuando se da cuenta de que su hija no es tan inocente como parecía ser. Este tipo era un hombre muy conservador y pensaba que su hija de 19 años sólo tenía en la cabeza ver dibujos animados o jugar con muñecas. Nada más lejos de la realidad, su hija ya chupa pollas y folla, así que a partir de este momento tendrá que cambiar su actitud con ella…