Por decisión propia este hombre decidió ser un padre soltero y no tener compromisos con la mujer con la que tuvo una hija. Eso no quiere decir que sea un mal padre en absoluto, todo lo contrario, es un padrazo y cuida de su hija en todo lo que puede. Como vais a comprobar esta relación padre-hija no es habitual, ya que conviven como una pareja como otra cualquiera. La tensión y la excitación máxima se palpa desde el primer segundo, no lo dudéis…