Desde que empezó el confinamiento por el COVID estos chicos no han dejado de tener sexo ni un solo día. Los primos follan todas las tardes y no perdonan el polvo nunca, ni siquiera cuando ella tiene la regla puesto que entonces lo hacen por el culo.

Esto es lo que tiene pasar una pandemia en familia y no son pocos los que han descubierto lo rico que es el incesto durante todo este tiempo. Una buena paja para poner dura la polla de su primo es ideal para después meterle la cabalgada del siglo.