Lo de esta pareja de incestuosos es básicamente un maratón de sexo a diario. La mujer se acuesta follando con su sobrino y en cuando se despierta a follar otra vez, vamos, que los cabrones parecen conejos.

Puede que esta milf no sea una gran belleza y que su cuerpo esté en «la media», pero para follar es justo lo que un hombre busca…