Hay que ser una pedazo de zorra calentorra para dejarse convencer a cambio de una buena propina a que su abuelo le meta la polla. A esta jovencita su abuelo se la folla y lo hace metiendo su polla dentro de ese coñito que tiene tan delicioso con mucha marcha. La zorra no se esperaba que su abuelo se hubiera tomado una viagra y que tuviera tanta energía, pensando en realidad que el viejo habría acabado solo unos pocos minutos después de empezar a penetrarla. Pero en vez de eso el cabronazo aguanta mucho follándola hasta quedarse relajado con una buena corrida.

Categoría:

Sin categoría