Menudo dolor de pelotas llevamos por culpa, o mejor dicho, gracias esta universitaria. Es de las clásicas que siempre anda provocando al hermano y nada como una lencería muy morbosa para conseguirlo. Hoy estrenaba modelito y si ya de por sí tiene un culo brutal, esa lencería aún se lo pone más en su sitio.

Mamando, cabalgando o a 4 patas, esta hermana es ni más ni menos que lo que uno necesita en la vida. Parece una tontería pero una lencería picante es fundamental para que tus relaciones sexuales mejoren considerablemente.